Las empresas en EE.UU. necesitan más ayuda del programa de protección de sueldos, y mayor claridad, para superar la pandemia: Nuestra opinión acerca de 3 puntos

Los próximos seis meses serán cruciales para ayudar a conservar empleos, bienes y servicios esenciales para todos. Es por esto que apoyamos la pronta implementación de más ayuda federal para las empresas.

Una amplia y rápida distribución de las vacunas podría ayudar a reducir las preocupaciones económicas y la crisis de salud pública. Sin embargo, más de 30 millones de empresas del sector privado en los Estados Unidos además necesitarán asistencia económica más sólida y más prolongada para lograr una recuperación. Esto lo sabemos por las decenas de miles de empresas pequeñas y medianas que atendemos, que son la columna vertebral de la economía estadounidense.

Es posible que las disposiciones que ya cuentan con el apoyo bipartidista en el Congreso se aprueben y se conviertan en ley, incluso si otras que necesitan un debate más extenso o una política de infraestructura tienen que esperar hasta el próximo año.

Hay muchos más aspectos de la respuesta a la pandemia en curso de los que abordamos aquí, pero estas breves perspectivas acerca de una ayuda de sentido común se enfocan en la comunidad empresarial y su ingenio económico que impulsan nuestra economía:

1. Proporcionar más fondos del programa de protección de sueldos (PPP). Lo más pronto posible.

Las compañías se han visto obligadas a innovar con nuevas líneas de productos o cambiar por completo los modelos de negocio. Pero el espíritu empresarial, por sí solo, no puede contrarrestar la gravedad y el alcance de la pandemia.

Hemos sido testigos de la urgente necesidad de más ayuda del programa PPP en nuestro trabajo, en conversaciones con nuestros clientes y a través de muchos estudios, como nuestro Índice de Bienestar Financiero PrincipalSM de 2020. Casi dos tercios de las personas que encuestamos recientemente esperaban que la recuperación total de sus empresas tardaría por lo menos un año más.

“Esta ronda propuesta de fondos del programa de protección de sueldos podría brindar a algunas empresas de la economía estadounidense el alivio que necesitan para mantener sus puertas abiertas y sentirse escuchadas”, dice Amy Friedrich, presidenta de U.S. Insurance Solutions en Principal®.

2. Simplificar la condonación de préstamos del PPP y convertir los préstamos pequeños en subvenciones.

Al tratar de ayudar a los dueños de empresas sería contraproducente complicarlos con trámites burocráticos innecesarios.

La ampliación de las condonaciones de préstamos del PPP para más gastos prácticos relacionados con las necesidades de la empresa (como proveedores o mejoras de las instalaciones) es un paso en la dirección correcta, congruente con las pautas previas que incluían los beneficios colectivos de empleados como un gasto permitido. Un paso aún mejor sería convertir todos los préstamos del PPP de $150,000 o menos en subvenciones.

Esto incluiría el 88% de los 5.2 millones de dólares de préstamos de PPP aprobados hasta la fecha, lo cual muestra el amplio impacto potencial de las condonaciones más simplificadas. Sin embargo, estos préstamos suman tan solo un 28% del valor de los $525 mil millones distribuidos, lo cual también reforzaría que una supervisión fiscal efectiva del PPP se puede equilibrar con condonaciones simplificadas. Los $138 mil millones sobrantes de la primera ronda del PPP, son en sí mismos un testimonio de cómo las condonaciones simplificadas animarían a más dueños de empresas a utilizar esos fondos, lo cual mejoraría la economía en general.

“Entre más podamos proporcionar ayuda, que sea fácil de entender y de administrar, mayor será el alivio para las empresas y comunidades”, dice Friedrich.

De la misma manera, se deberían mantener las deducciones de impuestos para los gastos empresariales que cumplan con los requisitos, incluyendo los que el PPP haya pagado. Las empresas en dificultades no deberían pagar impuestos por los fondos de ayuda destinados a ser un sustento para sus operaciones. La temporada de impuestos 2021 ya será lo suficientemente complicada, debido a todos los ajustes poco convencionales durante la pandemia.

3. Destinar más fondos del PPP para las empresas más afectadas.

Los efectos económicos de la pandemia no deberían causar mayores daños a las empresas que tuvieron un acceso más lento a las rondas anteriores de ayuda federal o que no tenían relaciones bancarias establecidas. Lo ideal sería que saliéramos de esta crisis con una comunidad empresarial más diversa e inclusiva, no lo contrario.

Solicitar a las empresas que demuestren al menos una caída de ingresos del 30% en un trimestre de 2020 para poder recibir una segunda ronda de fondos del PPP es una manera práctica de tratar de priorizar la ayuda. Las empresas más pequeñas y rurales y sus prestamistas deben seguir teniendo un acceso más equitativo. Los estudios indican que, durante los primeros meses de la pandemia, el 32% de las empresas propiedad de personas latinas cerraron, en comparación con tan solo un 17% de empresas de personas de raza blanca, una disparidad inaceptable.

Industrias enteras, como la de restaurantes, han enfrentado enormes dificultades a medida que la pandemia ha destruido su modelo básico de negocio, lo cual requiere un enfoque aún mayor de parte de los legisladores en los próximos meses.

A medida que se defina más ayuda federal, Principal ayudará a analizar su impacto y continuará trabajando arduamente en nombre de las pequeñas empresas hacia una mayor estabilidad y crecimiento en 2021. A comienzos de enero podrás ver nuestra nueva ola de resultados de la encuesta del Índice de bienestar.

¿Cuál es el siguiente paso?

Este documento contiene nuestras perspectivas y opiniones acerca de la legislación propuesta, no es una recomendación. ​

Los productos de seguro los emite Principal National Life Insurance Co (excepto en Nueva York) y Principal Life Insurance Co. Los valores se ofrecen a través de Principal Securities, Inc., tel: 800-247-1737, miembro de la SIPC. Principal National, Principal Life y Principal Securities son compañías de Principal Financial Group®, Des Moines, IA.

Principal, Principal y el diseño del símbolo y Principal Financial Group son marcas registradas y marcas de servicio de Principal Financial Services, Inc., compañía de Principal Financial Group.