Parte de nuestra serie sobre salud mental y bienestar

Photo of a couple trying to manage the stress of work-life balance.

Salud mental del empleado: Estrés personal y familiar

Mantén el interés sobre las necesidades de equilibrio entre la vida laboral y la vida familiar de tus empleados y haz todo lo posible para apoyarlos. En muchos casos, la vida personal solo se ha vuelto más difícil para los empleados, o se ha alterado completamente.

1. Habilita horarios flexibles

La escolarización en casa o el cuidado de los ancianos pueden requerir más tiempo del empleado o espacio mental. Si es posible, brinda mayor flexibilidad laboral, como tiempo flexible o semanas de trabajo comprimidas, para ayudar a los empleados a mantener un sentido de control y no sentirse abrumados.

2. Remite problemas graves a los profesionales

La pandemia ha dado lugar a un probable aumento del abuso doméstico. Asegúrate de que tu lugar de trabajo tiene todos los vínculos adecuados con las agencias profesionales y los funcionarios adecuados para ayudar a responder cuando el estrés personal se convierte en un trauma peligroso. Ofrece un acceso conveniente a la asesoría profesional, ya sea a través de un programa de asistencia al empleado (EAP) u otra vía.

3. Responde ante los desastres naturales.

Este año, algunos trabajadores han pasado por una variedad de desastres climáticos como incendios forestales o huracanes. Tu negocio debe tener planes ante estas situaciones, para brindar apoyo emocional, así como esfuerzos de ayuda monetaria, adecuados según los riesgos en tu zona. La Agencia federal para la pequeña y mediana empresa (SBA, por sus siglas en inglés) es una de las entidades que ofrecen orientación ante emergencias.

4. La telemedicina también es una opción.

El distanciamiento social y el confinamiento han aumentado el aislamiento y generado un “déficit en tratamiento” para los empleados que necesitan ayuda, dice el Dr. Steven E. Pratt, director médico senior de Magellan Health. Sin embargo, también se ha adoptado positivamente los recursos de telemedicina, incluyendo los proveedores de atención médica de los programas EAP, para ayudar a cerrar brechas.

5. Intenta la “escucha reflexiva”.

Los supervisores pueden utilizar los aspectos básicos de la “escucha reflexiva” con los empleados para ayudar a aliviar el estrés. Este es un método que implica hacer preguntas para que las personas identifiquen sus propias motivaciones internas.

Como el supervisor que está hablando con el empleado, hay que “aceptar la resistencia”, dice Pratt, y liderar con empatía en vez de ofrecer recomendaciones o criticar inmediatamente. Por ejemplo, si un empleado te dice que ha estado tomado demasiado durante la pandemia, evita decir inmediatamente: “De verdad, debes dejar de tomar”. Las personas sienten mayor motivación de hacer cambios en su vida cuando reconocen por sí mismas que deben cambiar, en vez de si alguien se los dice. Anímalo y bríndale espacio en la conversación. Es más probable que al tener ese momento, se dé cuenta de las causas raíz de su conducta. Di algo como: “Sí, la situación ha sido muy difícil. Te entiendo”.

En términos tanto de salud mental como del trabajo cotidiano, convencer a los empleados en vez de llevarlos directamente a soluciones puede ser un factor poderoso de motivación.

6. Sigue hablando del tema.

Te tenemos buenas noticias. El hecho de que se esté hablando más de la salud mental también reduce la estigmatización. Los lugares de trabajo deben fomentar y ser parte de esta conversación en pro de la salud de sus empleados. Un 20% de los adultos estadounidenses padecen de algún tipo de enfermedad mental y existen tratamientos eficaces.

¿Cómo ayudar a eliminar la estigmatización?

Magellan Health recomienda los siguientes pasos para fomentar un entorno más abierto y acogedor para todos, incluyendo a quienes quizá estén lidiando con desafíos de salud mental:

  • Habla abiertamente y de manera honesta sobre tus propias experiencias con enfermedades mentales o adicciones.
  • Edúcate e informa a los demás acerca de las realidades de las enfermedades mentales. Los trastornos mentales son tratables, al igual que las enfermedades físicas y las personas con enfermedades mentales no tienen la culpa de su afección.
  • Reconoce las señales de las enfermedades mentales y busca ayuda profesional cuando sea necesario.
  • Ten empatía por quienes viven con trastornos de salud mental y uso de drogas (respetando, por supuesto, las normas y leyes de privacidad en el trabajo).
  • Sé consciente de tus actitudes y las palabras que usas para describir las enfermedades mentales y las personas que las padecen. Los chistes y los insultos son hirientes y afianzan los estereotipos denigrantes.

¿Cuál es el siguiente paso?

El tema de esta comunicación es solo para propósitos educativos y se provee con el entendimiento de que Principal® no está prestando consejo legal, de contabilidad, de inversiones ni de impuestos. Consulta con un abogado u otros profesionales sobre todo lo relacionado con las obligaciones y requisitos legales, fiscales, de inversión o de contabilidad.

Los productos de seguros y servicios administrativos del plan los provee Principal Life Insurance Co., una compañía de Principal Financial Group®, Des Moines, Iowa 50392.