Política de la oficina de control de activos extranjeros y contra el lavado de dinero

Principal Financial Group ha establecido una política contra el lavado de dinero para ayudar con la detección de operaciones que puedan involucrar el lavado de dinero, la financiación del terrorismo, cumplir con embargos o sanciones económicas aplicables y proporcionar recursos para denunciar situaciones pertinentes ante las agencias apropiadas, incluso de la red contra los delitos financieros y la oficina de control de activos extranjeros (FinCEN y OFAC, por sus siglas en inglés, respectivamente), ambas divisiones del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Esta política es parte del programa de ética y cumplimiento establecido para asegurar que la compañía cumpla con todas las especificaciones reglamentarias y legales y que mantenga prácticas de negocio éticas.

El Director ejecutivo de cumplimiento supervisa y verifica que toda la compañía cumpla con la política y hace informes de forma periódica ante la administración senior y el Comité de Auditoría de la Junta de Principal Financial Group, Inc.

Especificaciones del programa contra el lavado de dinero

El lavado de dinero es un delito que involucra el movimiento de dinero de fuentes ilegales o actividades ilícitas a negocios o actividades legítimas. El lavado de dinero generalmente consta de tres etapas: colocación, estratificación e integración. En la etapa de colocación, el dinero obtenido de los actos delictivos se ingresa en el sistema financiero; en el de estratificación, el origen del dinero se oculta; y en el de integración, se hace pasar el dinero como si fuese de una fuente legítima.

Los Directores de cumplimiento y/o los Directores de cumplimiento del programa contra el lavado de dinero de cada compañía miembro, unidad de negocio y área son responsables de desarrollar, implementar y mantener un programa diseñado para satisfacer las políticas de toda la compañía y las especificaciones de las leyes y regulaciones pertinentes a sus operaciones comerciales. Dicho programa, sujeto al cumplimiento de las regulaciones específicas de la industria, generalmente abordará lo siguiente:

  • Recopilación y verificación de información identificatoria adecuada sobre clientes y mantenimiento de registros de dicha información.
  • Comparación de los nombres de clientes, socios de negocios y beneficiarios con las listas de la FinCEN y la OFAC (y cualquier otra lista obligatoria similar) y procesamiento de cualquier coincidencia de datos según lo requiera la ley.
  • Negación a aceptar fondos de o para hacer negocios con bancos ficticios o clientes cuyo dinero, según lo crea la compañía razonablemente, deriva de una actividad delictiva o de una fuente sancionada.
  • Capacitación de empleados, agentes y brókers para identificar actividades que indiquen una irregularidad y denunciarlas a su líder o según lo especifiquen sus procedimientos contra el lavado de dinero.
  • Designación de un Director de cumplimiento del programa contra el lavado de dinero que, junto con el personal de cumplimiento correspondiente, revise actividades irregulares y determine las medidas adecuadas que se deban tomar de conformidad con la ley aplicable.  Algunos ejemplos de medidas incluirían negarse a abrir una cuenta, cortar relaciones con el cliente o proveedor, cerrar o congelar cuentas y, de ser adecuado, presentar una denuncia de actividades sospechosas (SAR, por sus siglas en inglés) ante la FinCEN.
  • Auditorías internas e independientes periódicas (a través de consultoría de riesgo y auditoría interna) para evaluar la eficacia de los procedimientos y las políticas contra el lavado de dinero de la compañía.

Denuncias SAR/FINCEN

Se pueden hacer denuncias de transacciones sospechosas o demás actividades de empleados, agentes y brókers a sus respectivos líderes o según lo dispongan los procedimientos contra el lavado de dinero aplicables. Los líderes coordinarán la información sobre transacciones sospechosas con las personas de contacto asignadas para el cumplimiento de políticas contra el lavado de dinero, consejeros legales internos e investigadores del equipo de ética corporativa y cumplimiento para determinar la acción adecuada que se debe tomar y presentar denuncias cuando corresponda.

Política de la OFAC

La OFAC es una oficina del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos que mantiene y dirige un número de embargos y programas de sanción económica de los EE.UU. Esta oficina publica listas de personas y organizaciones (listas de personas especialmente designadas o SDN, por sus siglas en inglés), incluso gobiernos y regiones geográficas, cuyos activos están bloqueados y, generalmente, a toda persona estadounidense se le prohíbe lidiar con ellos de manera colectiva.  Principal Financial Group tiene la obligación legal de evitar hacer negocios con entidades en las listas SDN; congelar toda propiedad y bloquear el pago de fondos a cualquier persona o entidad que esté en una lista SDN; presentar reportes oportunos de toda acción sospechosa ante la OFAC y llevar adelante acciones en concordancia con los embargos y programas de sanción aplicables.

De conformidad con la política existente y ley aplicable, Principal Financial Group tiene políticas y procedimientos establecidos para prevenir negocios con personas, entidades o países sujetos a sanciones y embargos. Esta política se aplica a todas las compañías miembro de Principal Financial Group según lo pueda requerir la ley aplicable. El cumplimiento de esta política es esencial para proteger a la compañía de las sanciones por delitos penales y civiles, así como mantener la confianza de nuestros clientes y la reputación de la compañía.

 

Última revisión: septiembre 2015