Photo of someone protecting their online accounts.

Cinco maneras de proteger tu información en Internet

Hacemos gestiones bancarias y pagamos cuentas en línea. Realizamos compras en línea. Hacemos transferencias de dinero a nuestros amigos y accedemos a nuestras inversiones, tarjetas de crédito y cuentas 401(k) en línea.

Piensa en toda la información que compartes en tus cuentas de redes sociales. ¿Qué podría recopilar alguien acerca de ti que les permitiera a los cíber delincuentes hackear tu email u otras cuentas?

Cada año, uno de cada cuatro adultos estadounidenses es víctima de delitos cibernéticos.2

“Si usas la misma contraseña simple para varias cuentas, les estás haciendo el trabajo aún más fácil a ellos”, dice Meg Anderson, vice presidenta y directora de seguridad de la información en Principal®.

Si los delincuentes cibernéticos accedieran ilegalmente a tu mundo digital, tendrías un problema, pero no estarías solo.

El año pasado, los piratas informáticos (hackers) robaron cerca de 165 millones de archivos de consumidores con información personal confidencial.1

La seguridad del acceso a tus cuentas financieras debe ser una prioridad importante para ti.

A todos nos encantaría tener un perro guardián frente a la puerta de entrada a nuestros archivos electrónicos e información de la cuenta. Pero tú eres el mejor defensor de tus cuentas, así que toma las medidas necesarias para mantener a los delincuentes cibernéticos muy, muy lejos.

A continuación, Anderson te ofrece cinco maneras de proteger tu información en Internet.

1. Aprovecha la autenticación de dos factores (2FA), también conocida como autenticación multifactor (MFA).

Deberías usar la autenticación de dos factores cuando esté disponible. Eso significa que necesitarás más que solo tu nombre de usuario, contraseña, o contraseña tipo frase para ingresar, lo que te dará un nivel adicional de seguridad. Una forma común del método 2FA, es que se envía un código clave a una aplicación en tu smartphone.

COVID-19 y ciberseguridad

Hasta el momento en 2020, la Comisión Federal de Comercio (FTC) ha recibido 182,014 denuncias de fraude relacionadas solo con la COVID-19 con un total de pérdidas por fraude de $122.21 millones de dólares.3

En marzo de 2020, por un período de dos semanas, un rastreo de palabras clave reveló que se crearon más de 300,000 sitios web sospechosos relacionados con la COVID 19.4

El uso de la autenticación de dos factores es la mejor manera de proteger el acceso a tus cuentas financieras. En pocas palabras, hace más difícil que los intrusos potenciales tengan acceso y roben tu información personal, dinero, o identidad; incluso si es que tienen (o han adivinado) tu contraseña.

Recomendamos encarecidamente a los clientes que tienen una cuenta con Principal (ya sea una cuenta IRA, de jubilación, o seguro de vida) a que configuren la autenticación de dos factores para su ingreso personal. Para conocer más, lee “Cómo proteger tus cuentas en línea de ojos curiosos.”

Graphic of a thumbtack. Consejo: ¿Tienes una cuenta con Principal? Protege aún más el acceso a tu cuenta configurando la autenticacion multifactor. Ingresa aquí para comenzar.

2. Cambia tus contraseñas a “contraseñas tipo frase.”

Si se te hace difícil recordar las contraseñas, una manera fácil de recordarlas es sustituirlas usando contraseñas tipo frase. (Las contraseñas tipo frase son más fuertes también).

Simplemente inventa una frase que recuerdes fácilmente, pero que sea difícil de adivinar para los demás. Tal vez algo como ¡Mi perrito azul tiene una nariz graciosa, también! Hazla aún más fuerte agregándole algunos caracteres, números, y letras mayúsculas y minúsculas. En este caso, “MiP3rrit0(Azul)tieneUn^Nar1zGraciosaTambi3n#” puede agregarle más complejidad sin que sea tan difícil de recordar.

3. Protege tus números de cuenta, números PIN, contraseñas y contraseñas tipo frase.

Recomendamos el uso de una bóveda o “caja fuerte” de contraseñas. Puedes encontrar estas aplicaciones o sitios mediante una búsqueda en línea. (LastPass, Dashlane, 1Password son algunos ejemplos comunes). Tu creas una contraseña maestra y luego la “caja fuerte” recuerda y llena automáticamente todas las contraseñas que pongas en ella. Estos programas pueden ser usados incluso para generar y recordar contraseñas complejas para casi cualquier sitio.

4. Aprovecha la seguridad de los dispositivos móviles y smartphones.

“Usa las redes de Wi-Fi con precaución”, dice Anderson. “Los cafés, aeropuertos y otros lugares públicos a veces ofrecen acceso gratuito a Internet. Piénsalo dos veces antes de conectarte a redes que no requieran ningún tipo de registro o código de acceso y úsalas solamente como último recurso”.

Ella sugiere que evites realizar transacciones financieras o completar formularios que requieran información personal cuando te encuentres en cualquier red pública.

Anderson ofrece otros consejos de seguridad para teléfonos y dispositivos móviles.

  • Utiliza un código de acceso en tu teléfono. Sí, el acceso toma más tiempo, pero es más seguro. La mayoría de los teléfonos ahora ofrecen autenticación biométrica como el reconocimiento facial o de las huellas digitales, lo cual es aún mejor.
  • Nunca debes enviar información confidencial como la de tarjetas de crédito mediante mensajes de texto.
  • Asegúrate de que todas las aplicaciones que descargues provengan de fuentes confiables.
  • Mantente alerta acerca de personas fisgonas viendo lo que haces en tus dispositivos o escuchando tus conversaciones.
  • Mantén la seguridad de tus dispositivos en sí. No los dejes en lugares públicos, en tu carro o en una maleta desatendida.
  • Para mayor privacidad, cubre la cámara de tu computadora portátil o dispositivo móvil.

¿Qué debes hacer si eres víctima de los hackers?

Para saber cómo denunciarlo y recuperarte de un robo de identidad, lee este artículo del sitio web de la Comisión federal de comercio (FTC, por sus siglas en inglés). IdentityTheft.gov (cuenta con opción de español).

Denuncia los fraudes y presenta una queja ante el Centro de quejas sobre delitos en Internet de la Oficina federal de investigaciones (FBI). Dicho centro se conoce como IC3.

5. Ten cuidado con lo que descargas. Independientemente de quién provenga.

¡No caigas en la trampa! Es decir, no hagas clic sobre enlaces que están en emails o mensajes de textos, no compartas tus credenciales de ingreso, y no abras archivos adjuntos que parezcan sospechosos o que no estés esperando.

“Si algo parece sospechoso, hazle caso a tu instinto. Si tu padre normalmente no te enviaría emails sobre consejos para bajar de peso, posiblemente ha sido víctima de hackers. No hagas clic, llama y avísale para que asegure su cuenta cambiando su contraseña”, dice Anderson.

Toma esta prueba para aprender acerca de cómo evitar los fraudes de suplantación de identidad (phishing).

Siguientes pasos

https://www.iii.org/fact-statistic/facts-statistics-identity-theft-and-cybercrime (2019)

2 Cybercrime Support Network: cybercrimesupport.org

3 FTC COVID-19 and stimulus reports: numbers cover January 1,2020 to August 27, 2020

4 Phishing attacks increase 350 percent amid COVID-19 quarantine

Los productos de seguros y servicios administrativos del plan los provee Principal Life Insurance Company, una compañía de Principal Financial Group® (Principal®), Des Moines, Iowa 50392.

El tema de esta comunicación es solo para propósitos educativos y se ofrece con el entendimiento de que Principal® no está prestando consejo legal, de contabilidad, de inversiones ni de impuestos. Consulta con un abogado u otros asesores sobre todo lo relacionado con las obligaciones y requisitos legales, fiscales, de inversión o de contabilidad.

Cyber Readiness Institute, LastPass, Dashlane y 1Password no son afiliados de ninguna compañía de Principal Financial Group®. Los enlaces en este artículo se proporcionan como cortesía y no se deben considerar como una recomendación para usar ni comprar estos servicios.