Photo of a man who created a savings strategy to afford splurging on a bike.

Cuatro maneras de darte gustos sin arruinar tu presupuesto

Estabas siendo cuidadoso con tu dinero, manteniéndote firme con tu plan de gastos y no malgastaste ni un dólar.

De pronto, un día, no aguantaste la tentación. Encontraste una oferta excelente o un regalo perfecto (y caro) o viste un viaje de ensueño en Groupon® y sin darte cuenta, te pasaste del presupuesto.

¿Te suena conocido?

Mantener un presupuesto demasiado estricto que no deje espacio para divertirte no es un plan realista a largo plazo. Tampoco lo es gastar a manos llenas. Se trata de lograr un equilibrio.

Darse gustos y lujos ocasionalmente es algo normal y saludable.

Al igual que nuestro paladar necesita degustar una pizza o unas alitas de pollo para romper la monotonía de las carnes magras y las verduras, nuestro bolsillo también necesita su espacio. Elabora una estrategia sostenible de gastos que permita tal espacio, evitando restricciones demasiado severas para ti y tu presupuesto.

Si el dicho que siempre oímos es “conócete a ti mismo”, agregamos algo más: “planifícate” y busca adaptar los lujos que te gusta darte a tu plan financiero.

1. Sé realista con tu presupuesto.

No incluir las cosas que realmente disfrutas en tu presupuesto (incluso si te parecen innecesarias y frívolas) no va a evitar que gastes dinero en ellas. ¿Por qué no ser honesto contigo mismo?

“Negarse las cosas no hace que desaparezca el deseo de quererlas,” dice Heather Wilson, Planificadora Financiera Certificada (CFP®) y directora adjunta de asesoría financiera y planificación en Principal® Retirement and Income Solutions. “De hecho, hace más fuerte el deseo”.

Bien sea los cafecitos latte del café de la esquina los domingos o una salida mensual a comer con los amigos, hay que incorporar estos elementos a tu plan de gastos. Es posible que tengas que recortar tu presupuesto en otras partes para que funcione.

2. Define qué significa “darse un gusto” en tu situación.

Puede que te encante cómo te hacen lucir los productos de maquillaje de marca cara, o tal vez te encante montar bicicleta y desees una de último modelo. Piensa en los gustos que te has dado en el pasado, toma nota de las tendencias y decide cuáles son esos pequeños lujos de la vida que te hacen feliz.

Luego, determina con qué frecuencia y qué tan grande será el gusto que te des. ¿Solo necesitas una salida en la noche cada cierto tiempo, sin sentir ningún remordimiento financiero? ¿O más bien estás soñando con hacer un gasto en algo más grande dentro de varios meses? Estos factores afectarán cuánto debes ahorrar y cuánto tiempo te toma lograr lo que deseas sin dañar tus finanzas.

Viajar al exterior probablemente va a tomar un esfuerzo mayor en cuanto a ahorros, que mantener tu obsesión con el sushi. Piensa en cuánto cuesta darte gustos y con qué frecuencia puedes hacerlo. Voy a ahorrar $250 al mes durante 12 meses y para lograrlo, voy a reducir mis compras de ropa.

3. Encuentra una estrategia para darte gustos que funcione para ti.

Winston sugiere abrir una cuenta aparte para guardar tu “dinero de diversión”. Haz que parte de tu sueldo se deposite automáticamente a una cuenta de ahorros (compara tus opciones en Bankrate - en inglés).

También puedes retirar una cantidad de dinero en efectivo cada mes, exclusivamente para darte gustos. Una aplicación financiera como Mint (en inglés), te permite configurar ciertas distribuciones de gasto y alertas que te indican cuando te estés acercando a tu límite mensual.

Independientemente de tu estrategia, primero asegúrate de pagar las cuentas importantes y pagarte a ti mismo. Las cosas como el pago de la hipoteca, tu fondo de emergencias y ahorros para la jubilación son generalmente lo más esencial.

4. Fíjate límites y cúmplelos.

¿Tienes solo $50 de “dinero de diversión” pero lo que deseas comprar cuesta $150? Es fácil gastar de más o buscar dinero en otras cuentas. ¿Realmente vale la pena?

“Con frecuencia, terminamos en circunstancias en las que los resultados no son lo ideal,” dice Winston. “A veces, perdemos de vista la razón por la cual queríamos darnos el gusto en primer lugar”.

Si el deseo de hacer la compra continúa cuando ya tengas suficiente dinero, esta será mucho más satisfactoria.

Comienza con tu plan hoy mismo

Imagínate ese gusto que te darás: un viaje a Italia, un electrodoméstico de último modelo que amasa el pan a la perfección, boletos en primera fila para ver a tu grupo musical favorito. Haz tu plan.

¡Puedes lograrlo! Si necesitas ayuda, cuenta con nosotros.

Pasos a seguir:

El tema de esta comunicación es solo para propósitos educativos y se provee con el entendimiento de que Principal® no está prestando consejo legal, de contabilidad, de inversiones ni de impuestos. Habla con un asesor legal u otro tipo de asesor sobre todos los aspectos pertinentes a las obligaciones y requisitos legales, fiscales, de inversiones o contabilidad.

Los productos de asesoría en inversiones se ofrecen a través de Principal Advised Services, LLC. Principal Advised Services es un miembro de Principal Financial Group®, Des Moines, IA 50392.

Los productos de seguros y servicios administrativos del plan son provistos a través de Principal Life Insurance Co. Los valores son ofrecidos a través de Principal Securities, Inc., (tel: 800-547-7754, para español, oprime el 1), member SIPC y/o agentes/corredores independientes. Principal Life y Principal Securities son miembros de Principal Financial Group®, Des Moines, Iowa 50392.

Principal, Principal y el diseño del símbolo y Principal Financial Group son marcas registradas y marcas de servicio de Principal Financial Services, Inc., miembro de Principal Financial Group.