Photo of a person enjoying drinks with the money left over after allocating their paycheck o retirement, expenses, and financial goals.

La administración de tu salario en tres pasos, cuando quieres sacarle partido a tu dinero.

¿Las compras impulsivas en Internet y la falta de un fondo de emergencia tienen tus ingresos al borde? ¿Tienes un salario decente pero tus finanzas siempre quedan en las últimas antes de llegar al día de pago? ¿Tal vez, no tengas un retraso financiero, pero tampoco logras la delantera?

A muchos les pasa.

“Calculo que más de la mitad de las personas en sus años 20 están a mitad de camino entre gastar de forma compulsiva y no tener ahorros”, señala Stanley Poorman, un profesional financiero de Principal®.

Graphic showing that 4 in 10 consumers follow a budget.

4 de 10 consumidores se adaptan a un presupuesto.1

Graphic showing that 3 in 10 workers admit to saving less than they need to for retirement.

3 de 10 trabajadores admiten ahorrar menos de lo que necesitan para su retiro.1

Cuando se es joven y sociable, puedes estar gastando grandes porciones de tu salario mensual en cenas y entretenimiento, al menos, en tiempos normales. Tal vez, esto es lo que hace saltar tu presupuesto: destinar todo a las salidas de fines de semana o viajes al exterior altamente anticipados.

Todo ello se une a la carga tradicional de deudas de jóvenes asalariados: préstamos educativos, pago del carro, tarjetas de crédito.

Los gastos por tu estilo de vida pueden llevarte “un paso adelante, un paso atrás” y la acumulación de un saldo importante en las tarjetas de crédito. Si estás atrapado/a en un ciclo similar, pudiera parecer imposible salir adelante son tus finanzas sin tener que hacer sacrificios.

Pero, confía en nosotros: hay maneras de lograr un equilibrio financiero que te permita vivir en el ahora y planificar para el futuro. Tal vez, no necesites renunciar a los placeres por los que trabajas arduamente.

Fracciona tu ingreso en 50/30/20

¿Qué significa tener un saldo fuerte pero sostenible? ¿Cómo se instrumenta? Poorman sugiere la muy conocida regla de 50/30/20 para la distribución de tu ingreso:2

  • 50% de tu ingreso bruto dedicado a lo esencial como facturas y gastos regulares (comestibles, alquiler o hipoteca)
  • 30% para gastos en cenas/pedidos de comida y entretenimiento.
  • 20% en ahorros personales y metas de inversión
Graph showing that the suggested paycheck allocation is 50% to essentials, 30% to entertainment, and 20% to savings and investments.

Analicemos esto: primero lo esencial, ahorros e inversiones de segundo y el entretenimiento de tercero.

1. Dedica el 50 % de tu ingreso a lo esencial

Asuntos como facturas, alquiler, comestibles y el pago de deudas deberían representar el 50% de tu salario bruto (antes del pago de impuestos). Retira este dinero de tu cuenta primaria de inmediato para asegurar que tus necesidades queden cubiertas.

Por lo general, esto funciona, pero Poorman indica que, si estás viviendo en un área de altos costos como Chicago o la ciudad de Nueva York, muy probablemente estés destinando un porcentaje mucho mayor para cubrir tus necesidades esenciales. Ajusta tus gastos, en este sentido.

2. Dedica el 20% al ahorro y al pago de deudas

Esta es la porción de tu salario que se aparta para cubrir objetivos financieros futuros: ya sean de largo plazo o de relativo corto plazo.

Destina la mitad de esto para tu retiro (cerca del 10% de tu salario).

Tu prioridad es aportar lo suficiente a tu plan de retiro para maximizar la contribución complementaria de tu empleador (de ofrecerse) y prepárate para poder satisfacer esas metas de largo plazo. Poorman sugiere un aporte del 10%, e ir acumulando a partir de ahí.*

La otra mitad de tu dinero es para lograr objetivos o saldar deudas (cerca del 10% de tu ingreso salarial).

Dependiendo de tus circunstancias, el cómo usas tu dinero puede variar en el tiempo.

Inicialmente, Poorman sugiere usarlo para crear tu fondo de emergencia, lo que te permitirá estar preparada/o financieramente en caso de que la vida te sorprenda; y, así no tener que recurrir a tus tarjetas de crédito para cubrir tus gastos inesperados. Fija una meta alcanzable, digamos unos $1000, y al llegar a esta meta continúa ahorrando hasta lograr un mes de gastos (teniendo como meta llegar a tener apartados de tres a seis meses de gastos, lo que podría tomarte varios años).

Con esta meta de $1,000 para emergencias, considera destinar un 8% para las tarjetas de crédito y 2% para el fondo de emergencia. “Sigue apartando dinero para el fondo de emergencia,” nos dice Poorman, “pero ahora que has establecido un colchón de un mes de gastos puedes comenzar a lidiar con el saldo de tus tarjetas de crédito.”

Para evitar la tentación, crea tu fondo de emergencia en una cuenta aparte, no con tu cuenta de cheques. Tal vez tengas la cuenta a través de la banca en Internet o en una institución financiera distinta (prueba con bankrate.com y compara con las cuentas de ahorro de alto rendimiento). El propósito es modificar tu conducta al extender el tiempo que te toma hacer una transferencia, con el fin de reducir la tentación de usar el dinero en compras excesivas.

3. Emplea el 30% restante según prefieras, pero no le hagas seguimiento a lo que gastas.

¿Te sorprende? Buenos, es que es simplemente tedioso. Las personas prefieren evitar las tareas que les parecen pesadas.

“La planificación financiera tiene que ver más con nuestra conducta que con los números”, expresa Poorman. Ajusta tus prioridades para que el ahorro ocupe el primer lugar y gastar quede de segundo.

Retira de tu cuenta de cheques el dinero que necesitas para tus gastos cotidianos y tus ahorros futuros con las aplicaciones móviles o cuentas bancarias automatizadas. Puede ser un cambio de mentalidad, pero, al saber que tus metas financieras están satisfechas, puedes gastar el resto de tu salario sin sentirte culpable.

Si te preocupa excederte cuando nuevamente se pueda comprar y cenar en persona, intenta congelar esas tarjetas y pasar progresivamente a un plan de pagos en efectivo solamente. “Las tarjetas de crédito y débito dan un carácter abstracto al dinero”, nos dice Poorman. “Es difícil lograr una idea mental del efectivo que está fluyendo cuando, en realidad, nunca ves el dinero”.

Por ejemplo, trata de apartar el efectivo de tus salidas nocturnas. Ya que no hay diferencia alguna entre gastar efectivo y pagar con una tarjeta, se trata exclusivamente de un cambio de conducta. “Cuando se termina el efectivo, se produce un paro obligado”, nos dice Poorman. “Esto ayuda a priorizar las actividades de la noche”.

El mismo concepto es trasladable a un presupuesto de viaje, define un presupuesto por gasto diario o por cada viaje, y mantén el monto en efectivo.

¿Cuál es el siguiente paso?

  • Un futuro financiero sólido comienza con un sólido plan financiero. Consulta nuestra guía sencilla para lograr el tuyo.
  • • Un profesional financiero podría explicarte cómo los cambios en tus metas financieras podrían modificar tus ahorros, sobre todo para el retiro. Consulta con tu departamento de recursos humanos o tu empleador para ver si el plan de ahorros de retiro de tu compañía ofrece este servicio. O, podríamos ayudarte a encontrar uno.

1 Encuesta sobre la seguridad del retiro, realizada por Principal® Retirement Income Solutions, primer trimestre de 2021.

2 All Your Worth: The Ultimate Lifetime Money Plan by Elizabeth Warren and Amelia Warren Tyagi

*Según un análisis realizado por Principal Financial Group®, en noviembre de 2019. Este cálculo supone un periodo de acumulación de ahorros durante 40 años y los siguientes datos: retiro a los 65 años, una contribución combinada individual y del patrocinador al plan de 12%, un porcentaje de reemplazo del Seguro Social de 40% del ingreso: un retiro de 4.5% de los ahorros para la jubilación; tasa de rendimiento anual de 6%; inflación anual de 2% y un incremento salarial de 3% durante 40 años en la fuerza laboral. Esta estimación se basa en un objetivo de reemplazo de aproximadamente 80% del salario. Se supone una tasa de rendimiento hipotética, que no garantiza ningún rendimiento futuro ni representa el rendimiento de ninguna opción de inversión en particular. Las contribuciones no reflejan el impacto de los impuestos en los retiros de fondos antes del pago de impuestos. Los resultados dependerán de cada persona. Se recomienda a los participantes revisar regularmente el progreso de sus ahorros y sus necesidades de ingreso durante el retiro. El porcentaje del 80% se basa en nuestra experiencia en la industria y el informe de seguridad de jubilación de la U.S. Government Accountability Office (GAO) a los solicitantes del congreso. El promedio estimado de gastos totales en hogares después del retiro fue cerca de 77% del nivel de gastos en hogares antes del retiro. Tasas de reemplazo en el retiro, GAO, 2013 CE Data; 16-242.

El tema de esta comunicación es solo con propósitos educativos y se ofrece con el entendimiento de que Principal® y sus empleados no están prestando consejo legal, contable, de inversiones ni de impuestos. Consulta con un abogado o un profesional financiero y otros asesores sobre todo lo relacionado con las obligaciones y requisitos legales, fiscales, de inversión o de contabilidad.

Los productos de seguros y servicios administrativos del plan se proveen a través de Principal Life Insurance Co. Los valores se ofrecen a través de Principal Securities, Inc., (tel: 800-547-7754, para español, oprime el 1), miembro de la SIPC y/o agentes/corredores independientes. Principal Life y Principal Securities son compañías de Principal Financial Group®, Des Moines, Iowa 50392.