Mentalízate para ahorrar: motivación para tus sueños de jubilación

Photo of a man sightseeing.

Para la mayoría de los que estamos trabajando, el tema de la jubilación genera emociones mezcladas. Si bien soñar con la jubilación es atractivo, la realidad de entrar a la “tercera edad” generalmente está signada por la incertidumbre.

No es de sorprenderse que según el instituto Employee Benefit Research Institute, solo un 13% de los trabajadores estadounidenses se sienten “muy confiados” de tener dinero suficiente para jubilarse con comodidad (mientras que un 28% “no están para nada confiados” al respecto).1

Estrategias para planificar y ahorrar para la jubilación

Independientemente de si te faltan décadas para jubilarte o ya casi estás en esa etapa, nunca es demasiado tarde para planificar y ahorrar. Es cuestión de empezar a motivarse y no parar.

Piensa en positivo

Imagina cómo será tu vida durante la jubilación. ¿Comenzará a los 45 o 75 años de edad? ¿Viajarás a destinos exóticos o pasaras los inviernos en tu casa de vacaciones? Tal vez querrás ayudar a tus nietos con los costos universitarios.

Cuando el dinero no es un problema, los sueños de la jubilación no tienen límites. Pensar en ahorrar para el retiro como forma de cumplir sueños específicos le da un toque positivo a todo.

Ahora piensa lo opuesto

Ahora imagina tu vida como jubilado de otra manera. Algunos informes señalan que el fondo fiduciario del Seguro Social podría experimentar un déficit del 25% en unos veinte años.

¿Qué pasaría si no contaras con ese ingreso para complementar lo que ahorraste para la jubilación? ¿Qué sucedería si los problemas de salud agotasen tus ingresos disponibles? ¿Cómo sería la jubilación si tuvieras que trabajar medio tiempo por muy poco dinero para subsistir?

Ser realista con respecto a las posibilidades positivas y negativas genera la disciplina necesaria para seguir ahorrando.

Fíjate metas importantes

Ahorrar para el retiro es más fácil haciendo pequeños pasos. Establece metas a corto plazo como “en un año, pagaré toda la tarjeta de crédito y destinaré ese dinero a los ahorros para la jubilación” o “quiero duplicar mis ahorros en los próximos cinco años”. Cuando cumplas una meta importante, celebra tu logro y luego ponte una nueva meta.

Simplifica las cosas

De ser posible, automatiza tus ahorros para la jubilación. Haz que una parte de tu sueldo se distribuya directamente a una cuenta de retiro. También puedes configurar la función de incrementos automáticos (si tu plan ofrece esta característica) para estar a la altura de lo que quieres para tu jubilación.

Haz pequeños cambios

Mejorar los ahorros para la jubilación no significa hacer cambios significativos. Busca oportunidades en las actividades diarias. Por ejemplo, puedes obviar el café gourmet diario para ahorrar alrededor de $100 todos los meses e invertir ese dinero en tu futuro. Las pequeñas cantidades que contribuyas hoy tienen el potencial de crecer hasta llegar a ser importantes ahorros al momento de tu jubilación.

Refuerza los buenos hábitos

Todos los años, o a medida que vayas viviendo grandes cambios, revisa la cantidad que estás ahorrando para medir tu progreso y, junto con un profesional financiero, actualiza periódicamente tus sueños de jubilación.

¿Tienes una cuenta con Principal®?

Accede online para saber más sobre inversiones, cobertura, etc.