Prepárate para lo inesperado: cómo mantener encaminados tus ahorros para la jubilación

Woman thinking through steps she can take to safeguard her retirement savings, even when finances change.

Es difícil hacer planes para lidiar con lo inesperado, ya sea la pérdida de un trabajo, una enfermedad repentina o una reparación en casa de emergencia, pero hay algunos pasos que te pueden ayudar a salvaguardar tus ahorros para la jubilación incluso cuando las finanzas cambian.

Planea por adelantado

Separa al menos entre tres y seis meses equivalentes a tus gastos de vida para que puedas usarlos en caso de emergencia.

Aprovecha los recursos de tu cónyuge

Supongamos que te despiden. Las contribuciones de tu plan de jubilación se detendrán al igual que tus sueldos. Si estás casado o casada, tal vez tu cónyuge pueda, en lo posible, incrementar sus contribuciones a la jubilación o hacer contribuciones a la cuenta de jubilación individual (IRA, por sus siglas en inglés) a tu nombre. Una vez que tengas un nuevo trabajo, puedes destinarle una parte incluso mayor de tu sueldo a las contribuciones de jubilación y recuperar el terreno perdido.

No retires todo el dinero de tu cuenta de jubilación

Perder el trabajo es probablemente el revés financiero más grave que tu o tus ahorros para la jubilación puedan enfrentar. No solo perderías un sueldo estable, sino que ya no tendrías acceso a los diferimientos salariales automáticos ni las contribuciones equivalentes de la organización en la que trabajabas.

En una situación así, retirar todo el dinero de tus cuentas de jubilación es lo peor que puedes hacer, advierte Michael J. Levine, asesor de inversiones con la empresa Levine Group, Inc., en Brentwood, Tennessee. “No solo estarías pagando una penalización por retiro temprano dada la difícil situación, sino que estarías perdiendote la posibilidad de un crecimiento futuro”, explica. Si realmente necesitas dinero, primero acude a tu fondo de emergencia.

Obtén ayuda

Un cambio dramático en tu situación financiera puede ser desestabilizante. Deja que un profesional financiero te ayude a crear un plan para mantener tus metas de jubilación encaminadas.