Photo of a man who decided not to withdrawal money from his 401k.

Seis alternativas para obtener efectivo de emergencia mejores que un retiro anticipado del plan 401(k)

Sabemos que puede ser difícil cuando repentinamente necesitas efectivo de emergencia para gastos médicos, préstamos estudiantiles o una enorme deuda de consumo.

Lo entendemos, es posible que la presión por el dinero sea sorpresiva y te estrese.

Es por esto que una de las búsquedas más frecuentes en principal.com es información sobre los retiros anticipados del plan 401(k). Es algo de esperar en un mundo empeñado en cargarnos con deudas.

Pero, la triste realidad es que, si haces dichos retiros, podrías estar perdiendo la oportunidad de un crecimiento a largo plazo muy importante, dice Stanley Poorman, un gerente de asesoría y planificación de Principal® Advised Services que ayuda a los clientes con los asuntos de dinero del hogar.

En resumen, lo que él dice es: “Estás poniendo en peligro tu capacidad para lograr la jubilación”. Más acerca de esto en un momento. Primero, analicemos tus alternativas.

Alternativas para obtener efectivo rápidamente sin sabotear tu futuro

1.Un préstamo de un banco o cooperativa de crédito.

Si tienes una puntuación crediticia normal, es posible que obtengas una tasa de interés favorable, dice Poorman. Sin embargo, “favorable” es relativo: eso todavía significa una tasa entre un 8% y un 12% porque el préstamo no está garantizado.

2.Préstamo sobre el valor neto de tu vivienda (segunda hipoteca).

Al utilizar tu vivienda como garantía, obtienes una mejor tasa de interés y un período de pago más largo. Es más conveniente para tu presupuesto mensual. Ten presente que los cargos por avalúos y suscripción pueden aumentar el saldo del préstamo en general.

3. Línea de crédito con una segunda hipoteca.

En lugar de que el pago sea a un plazo fijo, puedes obtener un plazo y una tasa de interés variables. Puedes optar por un pago de solo intereses, pero la mayoría de las veces eso implica un gran pago final, que puede ser difícil de hacer, dice Poorman.

4. Tarjetas de crédito sin intereses.

Estas ofertas te pueden dar un respiro, pero ten cuidado con los términos: si los intereses de la tarjeta se “capitalizan”, esto significa que una vez que la oferta venza, las tasas aumentarán para que el proveedor de la tarjeta recupere los ingresos perdidos. Si transfieres las deudas a la tarjeta, paga el saldo en la fecha límite.

5. Préstamos sobre el sueldo.

Este debe ser un último recurso. Recibes un avance de efectivo con base en tu empleo estable, pero te cobran cargos enormes.

6. Préstamo del plan 401(k).

Ahora veamos la opción de utilizar algo de tu plan 401(k), antes de pensar en un retiro completo. A primera vista puede parecer una buena idea deshacerte de los intereses del 15% o 16% de la deuda de las tarjetas de crédito. Además, un préstamo del plan 401(k) (con un máximo de $50,000 o un 50% de la cuenta*) técnicamente es una mejor opción porque te estás pagando a ti mismo. Sin embargo, esto conlleva un riesgo:  Si dejas tu trabajo, deberás pagar todo el saldo rápidamente, por lo general dentro de los siguientes 60 días o pagar impuestos por el saldo impago.

Analicemos más a fondo la opción del préstamo del plan 401(k)

Un préstamo es más estratégico que un retiro de fondos, pues esto último destruye tus ahorros por completo. Al hacer un retiro total del saldo de la cuenta, inmediatamente pierdes una gran cantidad de dinero: debes pagar una multa del 10% al IRS si te sales del plan antes de cumplir los 55 años de edad y otro 20% por impuestos federales. Por ejemplo, al hacer un retiro de $50,000, podrías conservar solo $32,500 (65%) ya que tendrías que pagar $17,500 (35%) en impuestos estatales y federales. Además, la cantidad que conservas, si te encuentras en una categoría tributaria más alta, te puede llevar a pagar aún más impuestos por ese ingreso anual adicional.

Un préstamo del plan 401(k) puede afectar mucho tu futuro, dice Mark Timmerman, un representante de planes de retiro e inversiones de Principal. La gran desventaja de un préstamo del plan 401(k) no son las multas inmediatas por el retiro, sino la interrupción del poder del interés compuesto para hacer crecer tus ahorros de jubilación.

Al menos, dice él, “no empieces a acumular préstamos”. Algunos planes de jubilación de empleadores permiten hasta tres.

Si ya has hecho un retiro o un préstamo, te puedes recuperar

Mantén la calma y avanza con estabilidad hacia la recuperación. Puedes lograrlo. Crea un ahorro de al menos 3 a 9 meses de tu ingreso. Independientemente de la cantidad que vayas ahorrando poco a poco para lograrlo, dice Timmerman, el detalle clave es “la consistencia y la regularidad”. Por ejemplo, haz que esa cantidad se deposite automáticamente en una cuenta de ahorros, así no se te olvidará hacerlo.

Reduce los gastos diarios. No te deshagas de tu automóvil con 120 mil millas y úsalo menos para ir a tu restaurante fino favorito o tu boutique de moda.

Ahorra bastante en tu plan 401(k) tan pronto como puedas y mantente al día. Aumenta tu contribución al plan 401(k) un 1% anualmente hasta que maximices tus ahorros para la jubilación. Ahorra el dinero extra que ganes al obtener una promoción o un aumento de sueldo.

Siguientes pasos:

* Generalmente la cantidad máxima de un préstamo es la menor entre (A) y (B): (A) 50% del saldo de la cuenta con derechos adquiridos, menos cualquier saldo de préstamo pendiente de pago, o (B) $50,000 menos el saldo de préstamo pendiente de pago más alto durante los últimos 12 meses. Esto incluye todos los préstamos (nuevos préstamos tomados en los últimos 12 meses, préstamos liquidados en los últimos 12 meses y todos los saldos de préstamos en mora sin importar su antigüedad).